Deseamos que todos estéis bien en esta lucha contra el virus COVID-19, es por eso que queremos darles algunos consejos de cómo evitar averías en coches parados durante largos períodos de tiempo.

Los pocos clientes que están acudiendo a los talleres tienen, en su mayor porcentaje, averías relacionadas por tener el vehículo parado.

Estos son algunos de nuestros consejos:

Revisar el nivel de los fluídos.

Hay que controlar los niveles por si existiese alguna pequeña fuga que con el funcionamiento normal pasa desapercibida pero al dejar el vehículo por un período mas prolongado puede incrementarse.

Presión y posición de los neumáticos.

Debemos tener controlada la presión de los neumáticos ya que en posición estática tienden a perder el aire, además, si comienzan a deshincharse en la misma posición pueden llegar a deformarse. Recomendamos mover algunos metros el vehículo.

Atención a la batería.

Todos los vehículos en estado “apagado” consumen una pequeña cantidad de corriente porque siempre hay una parte del sistema que se mantiene activo. El consumo suele ser poco, pero cuando tenemos una larga temporada sin arrancar el motor, este consumo va sumando y se va descargando la batería.

Recomendamos arrancar el vehículo por lo menos una vez a la semana, durante unos 10 o 15 minutos, para recuperar un poco la carga que ha podido perder.

Poner en marchas los elementos eléctricos como limpia parabrisas, eleva lunas eléctricos, luces, etc)

Estos sistemas suelen tener pequeños motores eléctricos que pueden quedarse pegados con el tiempo y pueden averiarse después de largos períodos sin uso.

Freno de mano.

Recomendamos soltarlo, en la medida de lo posible ya que así liberamos su contacto y presión entre pastillas y discos, si no es posible por estar en pendiente, se recomienda mover el vehículo y volver a frenarlo en otra posición.

Llenar el depósito de combustible.

Con el tanque lleno de combustible, habrá menos espacio para el aire que contiene humedad. Esa humedad es absorbida por sustancias cmo el ethanol, que genera acumulaciones de agua en el fondo del tanque causando corrosión.

Utilizar estabilizadores de combustible.

BG Products recomienda utilizar estabilizadores de combustible como el 2026E Super Charge II para motores de gasolina y 2476E DFC Plus para motores diesel.

Estos productos evitan que se separen sus componentes químicos, y a su vez, mantendrán lubricado el sistema y evitarán problemas de corrosión, son una manera muy económica de evitar costosas averías.

Estabilizadores de combustible para motores de gasolina y diesel, ideales para estabilizar el combustible almacenado que evitan que se separen sus componentes dañando el sistema.

Puedes encontrar mas información relacionada en nuestra cuenta de Instagram, allí publicamos consejos y tips para conocer un poco más la química que hay en tu motor.

Recuerda, evitar averías en coches parados es muy fácil si sigues algunas de estas indicaciones.